YOGA DE LA MENTE

El Yoga es una disciplina que ha practicado por miles de años.

 

Yoga en la antigüedad

Arqueólogos encontraron en lo que hoy es Paquistán en 1921 un sello de Pashupathi (el rey de las bestias) en el cual se mostraba una figura sentada en una postura yóguica rodeada de diferentes animales, como si estuviera meditando. Eso lo interpretaron los historiadores como que alguna forma de yoga se practicaba desde antes del 2000 a.C., hace más de 4000 años…

 

Yoga en Occidente

Obviamente que el yoga que se practicaba hace 4000 años no tiene mucho que ver con lo que hoy en día se practica en el gimnasio de la esquina. El yoga más antiguo es el Raja Yoga o el yoga de la mente, el cual no practica posturas o asanas sino que se concentra en prácticas como dhyana o meditación. Siglos después surgió en India el Hatha Yoga, que incluye al cuerpo en el camino a la transformación completa del ser.

 

Filosofía del Raja Yoga

La filosofía del Raja Yoga se centra en el concepto de sufrimiento o dukha. En la vida es inevitable el sufrimiento –sufrimos porque no podemos tener una vida perfecta como la quisiéramos tener, porque hay enfermedades, hay pérdidas y al final todos morimos-. El yoga entonces surge como un camino a seguir para salir de ese sufrimiento inherente a la vida; surge como un camino hacia la liberación. El yoga es un método que nos lleva a ver el mundo y a nosotros mismos de una manera diferente. No es una religión: no requiere que tengamos fe, sino que es una técnica que nos lleva a darnos cuenta de cómo funciona nuestra mente. El resultado de la práctica de yoga es experimentar la realidad como un todo interconectado del cual nosotros somos sólo una pequeña parte. Esta percepción abre nuestro corazón a incluir a todos los seres vivos y reduce el miedo a la muerte y la soledad.

 

Yoga hoy en día

Cuando a principios del siglo XX el yoga llega a Occidente, trajo consigo muchas técnicas: algunas tenían que ver con el cuerpo, otras con la respiración, otras con la mente y la filosofía. Sin embargo, desde los años noventa a la fecha, el aspecto puramente físico del yoga se ha puesto de moda. Han surgido miles y miles de escuelas de yoga, cada una interpretando las asanas o posturas a su manera. El detalle está que en la mayoría de estas escuelas se olvidaron que el Hatha Yoga o yoga del cuerpo siempre se practicó en India de la mano del Raja Yoga o yoga de la mente. Si no te sientas a meditar y a observar e indagar dentro de ti mismo, entonces las posturas o asanas de yoga no tienen ningún sentido, se convierten en una serie de acrobacias que no se distinguen de lo que haría un atleta o un cirquero.

 

Vijnana Yoga

En Vijnana Yoga siempre hemos buscado no perder de vista la esencia del yoga, lo que hace al yoga ser yoga y no una disciplina más que te lleva a la salud. Es un hecho que el yoga te hace más saludable pero ese no es su objetivo último. No hay que perder de vista que el yoga surgió como un camino a la liberación; una técnica para entrar en contacto con nuestro Ser real, ese que no está sujeto a cambios, el Ser que lo observa todo, en eterna quietud. Está bien pararse de manos, pero el objetivo real del yoga va mucho más allá de eso.